25 consejos para destacar tu perfil en LinkedIn

4.7/5 - (6 votos)

A estas alturas, ya debes ser consciente de que una mala gestión de tus redes sociales te puede costar tu empleo o tu futuro empleo, puesto que muchas empresas aseguran que buscan a los candidatos en Internet antes de contratarlos.

¿Quieres tener un perfil en LinkedIn que capte la atención? Te doy 25 consejos para destacar en esta red social Clic para tuitear

Por ello, es importante que cuides tus perfiles sociales y que compartas contenido que no dañe tu imagen, adaptándote a la red social dónde lo estás compartiendo.

Y, cuando hablamos de LinkedIn, que es la red social profesional, aún tienes que tenerlo más en cuenta porque esta red puede ayudarte a conseguir el empleo que buscas o a conseguir clientes potenciales para tu negocio.

Por eso, hoy voy a darte algunos consejos para optimizar tu perfil de LinkedIn y sacarle el máximo partido posible.

¿Qué es LinkedIn?

LinkedIn es la red social profesional más utilizada para crear contactos profesionales y para buscar empleo.

En ella, puedes crear fácilmente un perfil y compartir toda tu experiencia laboral y tus estudios para que empresas y otros profesionales puedan encontrarte.

Si estás buscando empleo, quieres mejorar tu situación laboral o tienes una empresa B2B o que ofrezca servicios, una de las redes sociales en la que deberías tener presencia ya es ésta.

¿Conectamos? Te dejo mi perfil LinkedIn por si quieres echar un vistazo a mi perfil.

¿Por qué utilizar LinkedIn?

Las empresas están buscando a sus candidatos en Redes Sociales

Si estás buscando empleo o quieres mejorar tu situación laboral, puedes darle un plus a tu candidatura con tu trabajo en esta red social, puesto que te permite añadir mucha más información sobre tu experiencia laboral y tus aptitudes.

Además, puedes añadir enlaces a proyectos o trabajos que hayas realizado para que puedan ver cuál es el resultado de tu trabajo.

Algunos puestos de trabajo sólo se ofertan en esta red social

Hay algunas empresas que publican sus ofertas de trabajo primero en esta red social, puesto que ya tienen perfil y presencia en LinkedIn, y si reciben candidaturas interesantes ya no las publican en otros sitios. Puedes estar perdiendo una oportunidad laboral al no ver esas ofertas.

Otras empresas y profesionales ya están

Si tu competencia tiene presencia en esta red social y la está trabajando adecuadamente va a obtener visibilidad y una buena imagen de empresa, una ventaja que tú estás perdiendo al no tener presencia en LinkedIn.

Puedes contactar con empresas y profesionales de tu sector

Si creas una buena relación con ellos, a través de un buen networking, es posible que a la hora de crear un nuevo proyecto o de cubrir un puesto de trabajo piensen en ti.

Además, si conocen tu trabajo es posible que acaben recomendándote a algún conocido cuando necesite cubrir un puesto que se adapte a ti.

Es perfecta para encontrar clientes potenciales si tu negocio es B2B

No solo te sirve para buscar un nuevo empleo, sino que también es interesante si tu negocio es una empresa B2B o que ofrece servicio a otros profesionales.

Trabajando bien esta red social puedes conectar con posibles clientes potenciales y transformarlos en clientes reales.

Te permite trabajar tu marca personal como profesional

Otra buena opción es trabajar esta red social para destacar como profesional de tu sector, ayudándote a ser reconocido y, por lo tanto, una opción para tus clientes potenciales.

Consejos para tener un perfil efectivo en LinkedIn

 

Cuida tus imágenes

Tanto tu imagen de perfil como tu imagen de portada deben ser imágenes profesionales y cuidadas.

Te recomiendo poner una imagen de perfil en la que aparezcas sólo tú, y mucho mejor si estás mirando hacia el frente, sin gafas de sol o nada que pueda tapar tu cara. Que sea una foto natural, que te identifique, transmita tus valores y tu personalidad y que tenga una imagen cuidada.

En cuanto a la imagen de portada, puedes compartir una imagen de alguno de tus proyectos, de tu página web o blog, alguna en la que aparezcas trabajando o en tu lugar de trabajo o crear una portada específica en la que destaques tus servicios o tu propuesta de valor.

Completa tu titular

El titular aparece bajo tu nombre, en la sección de tu perfil, por lo que es importante ya que, por su posición, va a ser muy leído. Escribe un titular corto en el que resaltes a qué te dedicas, utilizando palabras clave de tu sector.

Añade la pronunciación de tu nombre

Desde la aplicación móvil, si le das a editar tu perfil, encontrarás la opción de “añadir pronunciación del nombre” algo muy útil si tienes un nombre extranjero o difícil de pronunciar (o un apellido).

Tienes 10 segundos para grabar, por lo que puedes aprovechar para añadir algún saludo rápido, aunque LinkedIn nos recomienda que lo usemos solo para registrar la pronunciación de nuestro nombre.

Crea un buen extracto o «acerca de»

Puede parecer difícil, pero piensa que en muchas ocasiones el extracto puede hacer que un reclutador se quede en tu perfil o se vaya a otro.

Por ello, redacta un buen extracto que sea atractivo y que resuma adecuadamente quién eres, qué haces, cómo puedes ayudar a esa persona que está leyendo tu extracto, cuál es tu propuesta de valor o diferenciación, etc. Es importante que esto lo hagas centrándote no en ti, sino en esa persona que está visitando tu perfil y considerándote como una opción.

Y utiliza palabras clave que tengan que ver con tu trabajo y el sector al que te dedicas.

Detalla tus trabajos

No pongas simplemente dónde has trabajado, cuándo y de qué. Añade información sobre todas las responsabilidades y tareas que tenías cuando estabas trabajando allí y, si puede ser, alguna imagen o link en el que puedan comprobar cómo has trabajado.

Detalla tus estudios

Al igual que en el caso de tu experiencia laboral, es importante que detalles también tus estudios, ya que puede que hayas cursado algunas asignaturas optativas que te gustaría destacar porque tienen que ver con lo que quieras dedicarte, que hayas realizado algún trabajo del que te sientas especialmente orgulloso y que quieras compartir o simplemente para detallar lo que has estudiado, ya que muchas personas no saben realmente qué se estudia y qué no en algunos estudios.

Además, escoge esto con estrategia. Puede que hayas realizado cursos o formaciones que realmente no sean relevantes para el trabajo al que quieres dedicarte, por lo que no tiene sentido alguno que las añadas.

Añade tus aptitudes y valoraciones

Este campo de tu perfil sirve para añadir diferentes aptitudes y conocimientos que otras personas podrán valorar.

Rellena las aptitudes que más se ajusten a tu perfil profesional, valora las de otros profesionales, siempre que conozcas el trabajo de la otra persona y pide que te valoren a ti (siempre que esa persona haya trabajado contigo).

Si consigues muchas valoraciones en una aptitud, pasarás a ser considerado como una persona que posee grandes aptitudes en ese campo y LinkedIn destacará con tu nombre todas tus valoraciones sobre ese sector.

Para valorar las aptitudes de otros profesionales debes acceder a su perfil y clicar sobre el icono con un “+” que aparece al lado del nombre de cada aptitud que ha añadido esa persona.

Solicita recomendaciones

Tus compañeros de trabajo, profesores, alumnos, jefes o profesionales del sector pueden dejarte una recomendación, que aparece en tu perfil bajo el listado de aptitudes.

No hace falta que sea un texto muy largo, simplemente que comenten algo de tu trabajo a destacar y que pueda ayudarte a ser seleccionado a la hora de optar a un empleo.

Puedes solicitar que te dejen una recomendación. Mi consejo es que, si lo haces, les ayudes a saber qué escribir detallando un poco en qué te gustaría que se centrara la recomendación (aunque luego ellos destaquen eso u otra cosa que hayan considerado que realizaste bien). Así facilitarás su tarea y tendrás más posibilidades de que te dejen una recomendación.

Añade secciones a tu perfil

Puedes añadir diferentes secciones como: experiencia laboral, educación, experiencia en voluntariado, aptitudes, publicaciones, certificaciones, patentes, cursos, proyectos, reconocimientos y premios, calificaciones de pruebas, idiomas o empresas.

Personaliza tu dirección o URL

Por defecto, al crear un perfil se le asigna un URL bastante fea, con números y difícil de recordar.

Si editas el apartado de “Datos personales y de contacto” podrás cambiar la URL de tu perfil para poner tu nombre o marca y hacerlo más fácil para las personas que quieran buscarte.

Además, al poner tu nombre es más fácil que tu perfil de LinkedIn aparezca en las búsquedas de Google cuando alguna empresa o profesional te esté buscando.

Mantén actualizado tu CV

No basta con añadir la información y esperar a que alguna empresa pase por ahí y decida ofrecerte un trabajo. Debes tener la información de tu perfil actualizada y publicar contenido con cierta frecuencia para tener visibilidad y no dar la imagen de descuido o dejadez.

Comparte contenido de calidad

Piensa que todo lo que compartas en esta red social va a repercutir en la idea de profesional que pueden tener otras personas de ti.

Por ello, cuida bien el contenido que compartes, tanto si es un contenido creado por ti como si es un contenido que ha creado otro profesional o empresa (en este caso, recuerda mencionar la autoridad del contenido siempre).

Además, no compartas cualquier contenido por mucho que te guste o te parezca interesante, comparte contenido que tenga que ver con tu sector, con tus valores y con tu profesión.

Escribe artículos

Una de las opciones que te aparece a la hora de compartir contenido en esta red social es la de escribir un artículo en LinkedIn Pulse. Para ello, sólo tienes que pulsar sobre el primer icono que aparece en la barra de publicación y te abrirá una nueva ventana en la que puedes agregar una imagen de portada y escribir todo el texto que quieras.

Una buena idea es hacer un resumen de tus posts, si tienes un blog, y poner el enlace de éste para que tengan más información si están interesados en aprender más sobre ese tema.

Agrega a otros profesionales del sector y haz networking

En LinkedIn, no tiene mucho sentido que sólo agregues a tus amigos, puesto que muchos no tendrán nada que ver con tu profesión.

En esta red social, busca a tus referentes y profesionales de tu sector para crear una buena relación laboral que pueda abrirte las puertas a un buen trabajo (pero, obviamente, que no sea de forma interesada). No digo que los atosigues o los adules para que te contraten, sino que si tienes una buena relación con ellos y conocen tu trabajo, es posible que te recomienden a alguna empresa o que piensen en ti a la hora de colaborar en algún proyecto.

Participa en grupos

Busca grupos sobre tu profesión o sector y pide unirte. No hace falta que te unas a todos los que encuentres, valora qué puede aportarte cada uno de los grupos que encuentres y si los temas que se comparten son de tu interés.

Es una buena opción para conocer a otros profesionales de tu sector, conocer todas las novedades y demostrar tus conocimientos, ayudando a otros miembros del grupo o participando en los debates que se puedan crear.

Utiliza las historias de LinkedIn

Hace un tiempo que tenemos ya disponibles las historias de LinkedIn, que pueden servirnos para crear un contenido más espontáneo y fácil de consumir.

Además, las historias son una herramienta muy buena para fidelizar y conectar más con tu audiencia, por lo que puedes aprovecharlas para compartir contenido que tenga que ver con tu marca o tu negocio.

Ahora mismo no hay muchas opciones, como sí hay en otras redes sociales, pero supongo que irán añadiendo más funcionalidades.

Sé sincero

Mentir en el currículum es algo bastante común, pero hay ciertas aptitudes que pueden verificarse muy fácilmente.

Si no sabes de algo o no tienes suficiente experiencia, estudia y trabaja para compensarlo, pero no mientas porque dañarás tu imagen profesional.

Sé agradecido

Si una persona te ha valorado una aptitud, te ha recomendado o ha recomendado una publicación tuya o te ha agregado como amigo, no cuesta nada darle las gracias cuando tengas un rato libre para ello (hasta la propia red social te da la opción de hacerlo con su mensaje predeterminado).

Consulta tu SSI

El Índice de ventas con las Redes Sociales o SSI mide la eficacia con la que estableces tu marca profesional, encuentras a las personas adecuadas, interactúas con la información y creas relaciones.

Puedes consultarlo a través de la dirección LinkedIn Sales Navigator.

Te recomiendo que lo consultes de vez en cuando para saber qué debes mejorar según LinkedIn.

Cosas que nunca debes hacer en LinkedIn

Cometer faltas de ortografía

Estamos en una red social profesional así que antes de compartir cualquier texto, verifica que no has cometido ninguna falta de ortografía y que lo que vas a compartir tiene sentido. Todos podemos cometer un error, pero si leemos lo que hemos escrito antes de compartirlo podemos evitarlo.

Mencionar a personas en tus publicaciones cuando no tienen nada que ver con éstas

Si compartes contenido de otras personas, menciona al autor. Si haces un post en el que has recomendado a varios profesionales o has compartido su opinión, está bien mencionarlos. Pero si publicas un contenido cualquiera y agregas a los profesionales que te parezca para que esa publicación sea más visible o tenga más interacciones, puedes molestarlos y dar una mala imagen, por lo que no te lo recomiendo.

Molestar a otros usuarios

No seas pesado con los mensajes privados ni con las peticiones para que te recomienden o te valoren aptitudes.

Si conectas con una persona profesionalmente, las recomendaciones y las valoraciones saldrán de esa persona sin necesidad de pedirlas continuamente.

Además, ten en cuenta que hay personas que no tienen mucho tiempo libre, así que no te enfades si esa persona tarda en contestarte o no te da conversación como a ti te gustaría.

Enviar un mensaje automático con tus servicios o productos al conectar con alguien

He añadido a varios profesionales que al conectar te enviaban un mensaje automático con su ebook, su página web, sus servicios y un largo etcétera. Pero si no te conozco de nada y ni siquiera sabes qué servicios o productos pueden interesarme, no me envíes un mensaje intentando venderme algo.

Si una persona está interesada en tus servicios o productos, se pondrá en contacto contigo.

Y si tú estás interesado en ofrecer tus servicios, es mejor que primero crees una relación con esa persona antes de ofrecerle nada. Es posible que esa persona no tenga esa necesidad o que no esté en el punto de contratar tu servicio ahora mismo.

Además, resulta muy intrusivo, algo desesperado y poco profesional.

Ligar

Igual te parece que no hace falta decirlo, pero últimamente he visto que muchas personas aprovechan esta red social para conectar y comenzar a piropearte.

Si lo que estás buscando es ligar, hay redes sociales muy buenas para esto como Meetic, Tinder, Badoo, etc. pero LinkedIn es una red profesional, donde compartes tu trabajo y creas relaciones únicamente laborales.

Y si lo que pretendes es hacer la pelota a alguien para conseguir empleo o alguna colaboración, no alabes su físico, alaba su trabajo. Ojo, no estoy diciendo que debas hacer la pelota, sólo que si lo haces lo enfoques en el sentido correcto.

Compartir imágenes no profesionales

Si te apetece compartir fotos de tus amigos estando de fiesta, de tus mascotas, de lo bien que te sienta ese modelito que te has puesto hoy, o de cualquier cosa que no tenga nada que ver con tu trabajo, LinkedIn no es el lugar apropiado.

Para eso ya existen otras redes sociales en las que puedes compartir todas esas imágenes de tu día a día y tus hobbies.

Hacer spam

No creo que haya ningún sitio dónde hacer esto esté bien, pero desde luego esta red social no es el lugar adecuado para hacerlo.
Si quieres vender un producto o un servicio, no está mal que lo ofrezcas, pero no publiques sólo eso, publica también contenido que pueda servir y ayudar a tus clientes.

Y, sobretodo, no busques una publicación que haya tenido un buen engagement y pongas un comentario con tus servicios o productos sin que venga a cuento. Si escribes un comentario que tenga coherencia con el contenido de la publicación y aportando algo de valor. Si es un buen comentario la gente ya accederá a tu perfil y podrá ver que ofreces.

Conclusiones

Ahora ya tienes unas pautas a seguir para conseguir que tu perfil destaque en LinkedIn y acercarte a tu objetivo, y unas cuantas cosas que te recomiendo que evites hacer si quieres dar una buena imagen de marca y conseguir ser considerado como una buena opción.

¿Tenías realmente optimizado tu perfil de LinkedIn o simplemente habías creado un CV? Te leo en comentarios.

7 comentarios en «25 consejos para destacar tu perfil en LinkedIn»

      • Hola Jessica¡!
        Muchas gracias por compartir estos fantásticos consejos con nosotros.
        LinkedIn es la red profesional más importante actualmente y tener el perfil sobresaliente es fundamental para conseguir nuestros objetivos, ya sea buscar empleo, Networkig, etc..
        Un saludo.
        Encarni Santiago

        Responder

Deja un comentario

Responsable: Jessica Quero

Finalidad: Gestión de los comentarios de las publicaciones

Legitimación: Consentimiento del interesado

Destinatarios: Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por  entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE o gestionados por entidades acogidas al acuerdo EU-US Privacy Shield.

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan