Abrir tus redes sociales y comenzar a publicar cualquier clase de contenido, acompañado de cualquier copy, no es suficiente hoy en día si quieres dar una imagen profesional y conseguir alcanzar objetivos.

Para ello, necesitas trabajar adecuadamente tus redes sociales, publicando contenidos que sigan una estrategia. Y para poder hacerlo de manera profesional, necesitas un plan de social media que te guíe y te diga qué hacer en redes sociales para conseguir tus objetivos.

¿Sabes qué es un plan de social media y cómo crearlo? Crea tu estrategia y empieza a utilizar tus redes sociales de forma profesional Clic para tuitear

¿Aún no tienes un social media plan? Vamos a ver cómo se hace un plan de social media paso a paso.

¿Qué es un plan de social media?

Un plan de social media es un documento que recoge las diferentes acciones de marketing que se van a llevar a cabo en redes sociales para alcanzar tus objetivos.

Sin un plan de social media, es posible que no tengas resultados en redes sociales o que los resultados que obtengan sean mejorables, puesto que sin estrategia es difícil conseguir aumentar las ventas de tus servicios o productos.

Este plan de social media debe realizarlo un especialista en social media, no cualquier persona que sepa algo de redes sociales, puesto que es lo que va a definir la estrategia de comunicación de redes sociales de tu empresa.

¿Por qué tu empresa necesita un plan de social media?

Hoy en día es muy importante tener presencia en Internet y en redes sociales, para llegar a más público de la forma adecuada y que puedan convertirse en tus clientes.

Pero, además, cada vez se comparten más opiniones en redes sociales sobre productos, servicios y marcas, por lo que debes tener una buena estrategia que te ayude a que esas opiniones sean positivas (trabajando adecuadamente tu imagen de marca, tus productos y servicios) y tener una escucha activa para poder neutralizar las opiniones negativas que puedan surgir y que puedan dañar la reputación de la marca.

Por eso, ya no es sólo importante tener presencia, sino que debes tener una estrategia profesional que enfoque tus esfuerzos en conseguir tus objetivos, en dar una buena imagen de tu marca y en crear una comunidad.

¿Cómo crear un plan de social media?

Crear un plan de social media es una tarea meticulosa en la que vas a invertir un tiempo (o dinero) que será recompensado a largo plazo. Para crearlo debes seguir los siguientes pasos:

Análisis de la situación

Para empezar, hay que analizar en qué situación se encuentra tu marca actualmente. Y, para ello, hay que diferenciar tres tipos diferentes de análisis:

Análisis interno

Se trata de analizar internamente tu marca, centrándonos en el aspecto online.

Es importante que en este apartado especifiques:

  • ¿Qué vendes y cuál es tu ventaja competitiva?
  • ¿Cuál es tu producto estrella o el que te da más ingresos?
  • ¿En qué zona geográfica quieres centrarte a la hora de vender?
  • ¿Quién es tu cliente ideal? Y aquí no vale decir todos, sino que tienes que definir cómo es esa persona a la que quieres dirigirte para centrar tus esfuerzos en llegar a ella.

Por ejemplo, el cliente ideal de una tienda local de moda para mujeres podría ser cualquier mujer, pero si especificas definiendo una edad, centrándonos en persona de esa localidad, con un estilo definido, unos intereses determinados y con un nivel adquisitivo que sea acorde al precio de tus productos, te estás acercando más a tu cliente ideal.

  • ¿Qué estrategia estás siguiendo para captar nuevos clientes o fidelizar a los que ya tienes?

Además, debes analizar si tu página web o tienda online está preparada para convertir a los usuarios en clientes, puesto que si no es así, te será más difícil aumentar tus ventas.

Y también deberás analizar el posicionamiento web de tu página, tienda o blog, para saber con qué palabras clave estás posicionado y si éstas son realmente interesantes o no te están trayendo tráfico cualificado a tu página web.

Análisis externo

En este momento, hay que mirar hacia fuera y analizar la situación en la que se encuentra el mercado o sector de tu empresa y analizar a tu competencia.

Para analizar el mercado, puedes utilizar un análisis PESTEL (en el que se analizan factores externos Políticos, Económicos, Sociales, Tecnológicos, Ecológicos y Legales).

En cuanto a tu competencia, deberás analizar su presencia en Internet y en redes sociales.

Es importante que definas bien quién es tu competencia, puesto que, si tienes una pequeña tienda de moda local, Zara no es tu competencia (su marca es mucho más conocida y tiene una gran reputación) pero sí puede ser un referente. Tus competidores deben ser marcas que tienen una trayectoria similar a la tuya (por ejemplo, otras tiendas de moda locales que vendan prendas del mismo estilo y con precios similares) o competidores que venden servicios o productos sustitutivos.

Te recomiendo analizar entre 5 y 10 competidores o referentes, siempre y cuando lo sean realmente (si consideras que tienes menos competidores, no rellenes por llegar a ese número).

Auditoría de las redes sociales

Toca analizar las redes sociales de la marca o empresa, en el caso de que se tenga presencia ya en redes sociales. Analiza a fondo cada uno de tus perfiles sociales para ver qué es lo que estás haciendo bien y está ayudándote a conseguir tus objetivos, y qué no te está ayudando y puedes mejorar.

Además, mira cuál es tu público en redes sociales para saber si te estás dirigiendo a tu público objetivo o no, puesto que si quieres aumentar tus ventas debes crear una comunidad entorno a tus clientes ideales (no hace falta que excluyas o elimines al resto, pero sí que centres tus esfuerzos en ellos, puesto que será más fácil que te acaben comprando).

En el caso de que vayas a abrir por primera vez tus redes sociales, deberás analizar si algún usuario te ha mencionado o ha compartido algún contenido de tu página web, para ver qué se está diciendo de tu marca y qué están percibiendo de ella los usuarios.

Análisis DAFO

Una vez realizado el análisis, la mejor manera de extraer datos valiosos de toda esa información recopilada es creando un DAFO.

Un DAFO es una matriz en la que se destacan 4 aspectos clave:

  • Debilidades internas de tu marca
  • Amenazas externas a tu marca
  • Fortalezas internas de tu marca
  • Oportunidades externas a tu marca

Con todo esto, podrás tener una idea sobre cuáles son tus ventajas competitivas, qué debes mejorar o tratar de neutralizar para superar a tus competidores y qué oportunidades puedes aprovechar para que tu marca destaque por encima del resto.

Plan de social media - DAFO

Además, esta matriz evoluciona a una matriz CAME (Corregir debilidades, Afrontar amenazas, Mantener fortalezas y Explotar oportunidades) para ayudarte a seleccionar cuál es la estrategia ideal para tu marca:

  • Estrategia defensiva: usa las fortalezas para minimizar las amenazas
  • Estrategia ofensiva: usa las fortalezas para aprovechar las oportunidades
  • Estrategia de reorientación: supera las debilidades para aprovechar las oportunidades
  • Estrategia de supervivencia: minimiza las debilidades para evitar las amenazas

Definición de tu buyer persona

Me encuentro con muchas empresas que no tienen definido quién es su buyer persona o cliente ideal y esto es algo primordial, puesto que debes saber a quién te diriges para crear el contenido que pueda atraerle.

Y no, tu buyer persona no es cualquier persona. Tendrá unos gustos, unos intereses, una edad o sexo, vive en un lugar concreto, trabaja en un sector específico, etc.

Esto no quiere decir que sólo te vayas a dirigir a este buyer persona, incluso puedes tener diferentes buyer personas, sino que te vas a enfocar en conseguir atraer a esa persona que tiene más posibilidades de comprar tu producto o servicio.

Para definir bien tu buyer persona puedes hacerte estas preguntas:

  • ¿Qué edad y género tiene?
  • ¿En qué lugar reside?
  • ¿Qué nivel de ingresos tiene?
  • ¿Qué nivel de estudios tiene?
  • ¿Cuáles son sus objetivos?
  • ¿Qué necesidades tiene?
  • ¿Qué espera obtener de tu producto o servicio?
  • ¿En qué redes sociales tiene presencia?
  • ¿A qué hora se suele conectar a sus perfiles sociales?
  • ¿Qué contenido le gusta?
  • ¿Qué intereses tiene?
  • ¿A qué le dedica su tiempo libre?
  • ¿Qué marcas sigue?
  • ¿Cómo se comporta?

Cuanta más información recopiles de tu cliente ideal, más fácil te será llegar hasta él.

Elección de los canales

No, no hace falta que te abras un perfil en todas las redes sociales y comiences a publicar contenidos. Necesitas valorar tus recursos y saber dónde se encuentra tu buyer persona para escoger las redes sociales que más te interesan.

Aunque, esto no quiere decir que no puedas abrir más perfiles sociales, sino que debes enfocar tus recursos a trabajar las redes sociales que te van a traer beneficios, porque invertir en una red social en la que no tiene presencia tu público objetivo no te va a reportar nada.

Además, en esta fase no tienes que mirar sólo las redes sociales más comunes (Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn y YouTube) sino también otras redes sociales menos conocidas pero que pueden ser específicas de tu sector (21Buttons, GoodReads, Bodas.net, etc.). Investiga bien qué redes sociales pueden ayudarte con tu negocio.

Una vez tengas seleccionadas las redes sociales en las que se va a tener presencia, deberás abrirlas (si aún no las has creado) y/u optimizarlas:

  • Utiliza imágenes de perfil y de cabecera que sean de calidad, que se vean bien y que tengan que ver con tu marca, producto o servicio.
  • Elige un nombre de usuario fácil de recordar y, si quieres darte a conocer, utiliza el mismo en todos tus perfiles sociales para facilitar a los usuarios que te encuentren.
  • Escribe una buena descripción o biografía con la que los usuarios puedan saber qué van a encontrar en tu cuenta y qué les ofrece tu marca.
  • En el caso de que la URL de tu perfil sea numérica (como pasa en Facebook o LinkedIn) edita la configuración para que aparezca tu nombre de usuario o marca.
  • Elimina u oculta todas las publicaciones que no aporten valor o no tengan que ver con la idea que quieres transmitir de tu marca.

Definición de objetivos

Ahora toca definir cuál es la meta que quieres alcanzar en redes sociales para encaminar tu estrategia a conseguirla.

¿Cuál puede ser tu meta?

  • Dar a conocer tu marca, producto o servicio
  • Aumentar el tráfico de tu página web
  • Conseguir más clientes (vender más)
  • Incrementar tu base de datos con clientes potenciales
  • Mejorar la reputación de tu marca
  • Posicionar tu marca como referente del sector

Puede que creas que son todos, pero debes centrarte en uno y, cuando lo hayas conseguido, pasar al siguiente nivel.

Una vez hayas seleccionado tu meta, hay que definir los objetivos. Éstos deben de ser específicos, medibles, alcanzables, realistas y acotados en el tiempo.

Por ejemplo, un objetivo si quieres vender más sería “Convertir un 15% del tráfico proveniente de tus redes sociales (o de una en concreto) en clientes en los próximos 3 meses”.

Selección de estrategias

Toca definir qué camino vas a seguir, dependiendo de los objetivos que te hayas marcado y de las redes sociales que hayas escogido, eligiendo las estrategias más adecuadas para conseguir lo propuesto.

Por ejemplo, si tu objetivo es aumentar el tráfico de tu página web, tu estrategia se basará en derivar tráfico de tus redes sociales a tu página web, de forma que tus seguidores acaben convirtiéndose en visitantes de tu sitio web.

Si tu objetivo es incrementar tu base de datos de suscriptores, tu estrategia se basará en conseguir leads cualificados para que tus seguidores acaben convirtiéndose en tus suscriptores.

Y, Si tu objetivo es conseguir más clientes, tu estrategia se basará en aumentar tus ventas convirtiendo tus seguidores en clientes.

Es posible que no tengas la misma estrategia en todas las redes sociales, puesto que cada red social es diferente y funciona de forma diferente, sino que tengas una estrategia distinta para cada red social. En este caso, recuerda que cada estrategia tendrá unas acciones que realizarás en una red social concreta.

Definición de acciones

Para implementar las estrategias que se han decidido llevar a cabo en el apartado anterior, se necesita definir las acciones que se van a hacer para cada una de ellas.

Puedes preparar un documento en el que detalles todas las acciones que vas a llevar a cabo en cada una de las redes sociales, de forma que puedas abrirlo y marcar las acciones que ya has realizado y las que tienes pendientes.

No olvides señalar si alguna de las acciones que vas a realizar debe realizarse tras hacer otra acción. Y, en el caso de que vayas a repetir algunas acciones, define con qué frecuencia lo vas a hacer (a diario, semanalmente, mensualmente, …).

Definición de las métricas y medición

Para saber si funciona bien tu estrategia y está ayudándote a conseguir tus objetivos, hay que medir. Y antes de ponerte a medir, hay que definir qué se va a medir, puesto que hay muchas métricas en redes sociales pero no todo tiene por qué ser relevante para tu estrategia.

Según tus objetivos, necesitarás medir unos KPIs en redes sociales u otros. Te recomiendo que crees un documento para ir recopilando todos esos datos periódicamente, para que puedas ver bien la evolución de éstos.

¿No sabes qué KPIs elegir para medir tus Redes Sociales?

Descarga tu plantilla de Excel y comienza a medir tus resultados para conocer qué debes mejorar en tu estrategia de Redes Sociales

Descarga plantilla KPIs RRSS

Responsable: Jessica Quero
Finalidad: Gestionar el envío del checklist y de notificaciones sobre social media, seguridad en Internet y marketing digital.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE o por entidades acogidas al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de Datos en materia de privacidad y seguridad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Selección de las herramientas

Existen numerosas herramientas en el mercado que pueden ayudarte con tu estrategia de redes sociales, pero debes pensar en cuáles son tus necesidades y en qué presupuesto tienes disponible para herramientas antes de seleccionar las adecuadas para tu proyecto.

Te recomiendo que utilices los periodos de prueba de las herramientas para saber si se ajusta a tus necesidades y si te es fácil de utilizar, puesto que cada proyecto tiene unas necesidades concretas y algunas herramientas se adaptarán mejor o peor a lo que estás buscando.

Aquí te dejo un listado de herramientas imprescindibles para un Community Manager, aunque hay muchas más.

Creación del calendario editorial

No puedes estar pensando cada día que vas a compartir en tus redes sociales, sino que, una vez tengas definida toda tu estrategia, deberás crear un calendario editorial para definir qué se va a publicar en cada red social y cuándo con antelación. De esta forma, tendrás tiempo de crear contenidos que se ajusten a conseguir tus objetivos y no dejarlo a la improvisación.

No hace falta que sea un calendario cerrado, pero sí que deberías por lo menos definir cuál va a ser tu frecuencia de publicación en cada red social, qué día de la semana vas a publicar en cada red social, a qué hora lo vas a hacer y qué categoría de contenido vas a publicar. Crea tu calendario editorial en un documento de Excel y tenlo siempre a mano para editarlo o trabajar tus redes sociales adecuadamente.

Plantilla calendario editorial redes sociales

¿Aún no tienes calendario editorial tus Redes Sociales?

Descarga gratuitamente la plantilla y empieza a planificar los contenidos de tus redes sociales

Responsable: Jessica Quero
Finalidad: Gestionar el envío del checklist y de notificaciones sobre social media, seguridad en Internet y marketing digital.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE o por entidades acogidas al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de Datos en materia de privacidad y seguridad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

No olvides añadir a tu calendario las fechas señaladas que puedan resultar interesantes para tu sector o mercado, para crear contenidos adaptados y para utilizar hashtags específicos de ese día.

Además, te recomiendo que crees un documento de texto o un Excel en el que recopiles posibles hashtags a utilizar en tus publicaciones, para no tener que buscarlos cada vez que publiques algo nuevo.

Creación del plan de gestión de crisis de reputación

Puedes pensar que tu marca es muy pequeña para tener una crisis de reputación y que, por tanto, no te hace falta un plan de gestión de crisis, pero la realidad es que ser pequeña o poco conocida no va a hacer que te libres de una crisis.

Quizá no tengas nunca ninguna, o quizá sí, por lo que recomiendo que tengas un plan para no dejarte llevar por la situación y estar preparado para ello.

En esta parte del documento, hay que definir cuándo es una crisis de reputación y cuando no, en qué diferentes casos se puede dar una crisis, qué personas van a estar a cargo de responder (idealmente sería un Community Manager), qué tipos de clientes pueden ocasionarte una crisis y cómo se le va a responder a cada uno de ellos (no es lo mismo responder a un cliente que está furioso, que a uno que está decepcionado o a un troll o hater) y qué mensajes vas a utilizar para gestionar la crisis.

Ten en cuenta que los mensajes no siempre serán los mismos, puesto que tendrás que adaptarlos a la situación, pero sí puedes crear el mensaje en el que pides más información sobre lo ocurrido o mensajes base con los que vas a pedir perdón si te has equivocado.

Además, ten en cuenta que deberás saber qué ha ocurrido antes de decir algo que pueda dar a entender que asumes las responsabilidades, puesto que quizá estés en una crisis de reputación de una persona que no ha sido tu cliente.

Presupuesto total

El último punto será definir qué presupuesto se va a destinar a implementar esta estrategia en los perfiles sociales de tu marca. Debes tener en cuenta:

  • Si necesitas un Community Manager profesional que vaya a realizar estas tareas o necesitas formar a la persona que tienes contratada para ello (o a ti mismo si lo vas a llevar tú hasta tener más presupuesto).
  • Si has seleccionado herramientas de pago para gestionar tus redes sociales.
  • Si vas a invertir en publicidad en redes sociales, y si es así, con cuánta frecuencia vas a hacerlo y cuánto vas a destinar del presupuesto a la inversión.
  • Si tienes que cambiar algo de tu página web, blog o tienda online para mejorar las conversiones de ésta.
  • Si vas a realizar colaboraciones con influencers o sorteos en tus redes sociales como parte de tu estrategia.

También se podría definir el presupuesto antes de definir los objetivos, las estrategias y las acciones que se van a llevar a cabo, pero entonces estarías limitando tu plan de social media. Creo que es mejor definirlo al final para que, en el caso de que puedas aumentar tu presupuesto, no necesites un nuevo plan de social media, sino que puedas decidir a qué destinar esa nueva partida de presupuesto dentro de tu plan de social media.

Conclusiones

Quizá a estas alturas aún pienses que tu marca o negocio no necesita un plan de social media o que te va muy bien en tus redes sociales como lo estás haciendo ahora, pero la realidad es que cada vez son más empresas las que dan el salto a las redes sociales y lo hacen de forma profesional con una buena estrategia. Y, por lo tanto, cada vez te será más difícil posicionarte por encima de ellos y destacar en la mente de vuestro cliente potencial.

2 comentarios en “Cómo crear un plan de social media”

  1. ¡Qué buen contenido Jessica! Como siempre. Sin duda es muy importante hacer un buen plan de social media como herramienta para empezar a trabajar con un cliente, para mi es primordial, y es lo que diferencia a los profesionales de los que mandan miles de correos ofreciendo servicios sin saber que necesidades tiene el cliente.

    Gracias por enseñarme a hacerlo mejor.

Deja un comentario

Responsable: Jessica Quero

Finalidad: Gestión de los comentarios de las publicaciones

Legitimación: Consentimiento del interesado

Destinatarios: Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por  entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE o gestionados por entidades acogidas al acuerdo EU-US Privacy Shield.

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan