Cómo protejo mis Redes Sociales

Portada Seguridad en Redes Sociales
Cómo protejo mis Redes Sociales
5 (100%) 3 votes

Las redes sociales tienen una audiencia masiva y, por lo tanto, es algo muy suculento para los hackers, ya sea por su facilidad a la hora de recabar datos personales que luego pueden vender o por su eficacia a la hora de dañar una empresa o marca.

Además, estamos tan acostumbrados a utilizar nuestros perfiles sociales que no nos damos cuenta de la gran cantidad de información que compartimos en ellas, tanto siendo conscientes de ello como de manera inconsciente.

Muchas personas pensarán ¿para qué van a querer mi cuenta unos hackers? Es más común pensar que querrán hackear una cuenta de una empresa multinacional o de una persona famosa, y es cierto, pero eso no quiere decir que no vayan a ir a por tu cuenta, y más si tienes una cuenta con una contraseña débil.

¿Por qué debo proteger mis Redes Sociales?

Hay varias razones por las cuales alguien puede querer hackear tus redes sociales. Las más comunes son:

  • Recopilar información personal para venderlas a empresas o para cobrar un rescate por ellas.
  • Dañar la reputación de tu empresa o marca personal. Una vez obtengan el acceso a una cuenta, pueden publicar cualquier contenido dañino que afecte seriamente a su reputación.
  • Propagar algún tipo de malware o virus. Accediendo a tu perfil pueden propagarlo a través de tus contactos y, al llegar desde un perfil conocido, es más probable que se difunda y que se empiece a ampliar la red de contactos infectados.
  • Estafar a los usuarios confiados.
  • Crear falsas opiniones o interacciones con determinados productos, empresas o personas, para darles popularidad y visibilidad.
  • Realizar ciberacoso a personas, marcas o empresas.

¿Cómo pueden atacar a mis Redes Sociales?

Existen diferentes formas con las que pueden atacar a tus Redes Sociales, pero las más utilizadas son:

  • Ataques de fuerza bruta: se trata de un bot que introduce diferentes contraseñas junto con tu nombre de usuario. Al estar automatizado, puede probar varias contraseñas en un breve periodo de tiempo.
  • Phising: Se ha dicho miles de veces, pero no cliques sobre ninguna dirección que te envíen y menos si no conoces quién te la ha enviado. Esta práctica consiste en dirigirte hacia una web, que suele ser una copia de la web original, para solicitarte que introduzcas una serie de datos personales. Si no estás seguro de si estás o no siendo víctima de phising, puedes utilizar la web Norton SafeWeb para comprobar el sitio web antes de clicar en él.
  • Wifi pública: Es muy fácil acceder a cualquier dispositivo a través de una red WIFI y el hacker tendrá acceso a todos los datos que envíes a través de esa conexión.

¿Cómo mejorar la seguridad de mis Redes Sociales?

No te conectes a cualquier red WIFI pública.

Nunca sabes quién puede estar conectado a esa red, así que no te conectes sólo porque esté abierta. Si necesitas utilizarla por alguna clase de urgencia, conéctate sólo para realizar aquello que no puede esperar y, una vez termines, desconéctate inmediatamente.

Utiliza una contraseña fuerte.

No utilices “123456”, “contraseña”, “qwerty” o la fecha de tu cumpleaños, son las más utilizadas y, por lo tanto, las más fáciles de hackear. Utiliza una que te sea fácil de recordar pero que no sea algo que pueda averiguar cualquiera que te conozca.

Un truco para crear una contraseña es juntar varias palabras y números que puedas recordar fácilmente al entrar en un sitio web y utilizar sólo 3 ó 4 caracteres de cada uno de ellos. Si además le pones algún símbolo y alguna mayúscula mejor.

Los símbolos permitidos para las contraseñas son: ! ” # $ % & ‘ ( ) * + , – . / : ; < = > ? @ [ \ ] ^ _` { | } ~

Puedes utilizar webs como Password Strengh Checker para verificar la fortaleza de tu contraseña.

Cambia tus contraseñas de forma periódica.

Se que parece difícil tener que aprenderte una contraseña nueva cada poco tiempo, pero es la mejor opción para reforzar la seguridad de tus redes sociales.

Te aconsejo que las cambies cada dos o tres meses y, si te resulta difícil recordarlas, utiliza un gestor de contraseñas como Avast Passwords.

Activa la verificación en dos pasos.

La verificación en dos pasos sólo se activará si intentas acceder desde un sitio diferente al que sueles conectarte, de manera que tendrás que introducir tu contraseña y un código que te enviarán a tu teléfono.

Activa la opción de aviso de sesión.

Cada vez que alguien intente iniciar sesión en alguna de tus cuentas se te enviará un email de aviso. Si recibes uno y no has sido tú, cambia tu contraseña cuanto antes.

Cierra sesión.

Si accedes a cualquiera de tus redes sociales desde un dispositivo que es público o que simplemente no es tuyo, asegúrate de cerrar sesión una vez hayas acabado y de que el navegador que has utilizado no haya recordado tu contraseña (una opción que tienen muchos navegadores y que suelen preguntar antes de realizarla).

Elimina las redes sociales que no utilizas.

Las redes sociales que están abandonadas son las preferidas por algunos hackers, ya que si consiguen hackearlas el usuario tardará mucho tiempo en darse cuenta y podrán utilizarla durante un largo tiempo sin ningún problema.

Si no utilizas una red social borra tus datos y tu cuenta para evitar que realicen acciones en tu nombre. Algunas redes sociales permiten una baja temporal, de forma que no tienes que eliminar del todo tu cuenta.

Y si no quieres perder todos tus datos, en algunas redes sociales, como LinkedIn o Twitter, tienes la opción de descargarte todo el contenido que has compartido en un archivo.

Cuidado con las aplicaciones de terceros.

Existen numerosas aplicaciones que te piden permisos para acceder a tus redes sociales. Asegúrate de que las apps provienen de un sitio de confianza antes de instalarlas y concederles permisos y, una vez dejes de utilizarlas, revoca los permisos para que ya no puedan acceder a tus perfiles sociales.

No agregues a cualquier persona.

Hay muchos perfiles en redes sociales que son gestionados por bots, de forma que invitan a seguir a muchos usuarios en un tiempo reducido. Normalmente utilizan fotos de personas atractivas y con mensajes seductores.

Lo mejor es que investigues un poco el perfil antes de añadirlo a tus amistades. Si hace poco que se lo han hecho y tiene poco contenido compartido o el contenido compartido está en otro idioma distinto al tuyo, sospecha.

Esto también vale para todas esas páginas de Facebook que aparecen hablándote sobre sorteos o promociones de empresas o marcas muy conocidas. No te fíes, si alguna de esas empresas llevara a cabo esta acción, lo haría desde su página de Facebook oficial.

Protege tus datos personales.

Cuida lo que publicas en redes sociales, cualquier dato podría dar pistas como dónde tienes tus cuentas bancarias, qué lugares sueles frecuentar o cuándo está tu casa deshabitada.

Hace mucho tiempo vi un vídeo que me asustó y me hizo tomar conciencia sobre este tema. En este vídeo que os comparto, un adivino extrae datos privados de una manera asombrosamente fácil.

Vídeo de Geopbytes Mx

Cómo proteger mi Facebook

La mayoría de las configuraciones que te voy a decir están en el mismo apartado. Puedes acceder a ellas desde tu Facebook, pulsando sobre la flecha que aparece en la barra superior y pulsando sobre Configuración/Seguridad e Inicio de sesión.

Cambia la contraseña regularmente.

Para ello selecciona la opción de Cambiar Contraseña, dentro del apartado de Inicio de Sesión.

Consulta el listado de dispositivos y ubicaciones desde las que has tenido acceso.

Puedes verlo en la sección Dónde iniciaste sesión. Si aparece alguna antigua, bórrala. Por ejemplo, yo me cambié de teléfono móvil estas Navidades, por lo tanto ya no voy a volver a acceder desde mi teléfono antiguo, así que borré este dispositivo.

Activa la opción de recibir alertas sobre inicio de sesiones no reconocidos.

Selecciona Configurar seguridad adicional/Recibir alertas sobre inicios de sesión no reconocidos. Esto hará que se te envíe un correo electrónico o una notificación cada vez que alguien intenta iniciar sesión desde un dispositivo diferente al usual o desde una ubicación diferente.

Si recibes una alerta y no has sido tú, cambia cuanto antes tu contraseña por precaución.

Activa la autentificación de dos pasos.

Para ello busca la opción Configurar seguridad adicional/Usar autentificación en dos pasos y elige entre las diferentes formas de realizarlo, como puedes ver en la imagen.

Mi preferida es la del teléfono móvil, puesto que cuando quieras acceder a tu perfil desde un dispositivo nuevo te pedirá un código de confirmación que se te enviará a tu móvil.

Pero cuidado, si pierdes o te roban tu móvil podrían cambiarte la contraseña. Si te ocurre eso, deberás desactivar esta opción cuanto antes.

Elige tus contactos de confianza.

Facebook te permite seleccionar de 3 a 5 amigos con los que podrás recuperar tu perfil si tienes cualquier clase de problema.

Piensa quiénes son personas de confianza a las que podrías acudir si tuvieras alguna clase de ataque o si simplemente has olvidado tu contraseña y añadelos en Configurar seguridad adicional/Elegir entre tres y cinco amigos para contactarte en caso de que pierdas el acceso a tu cuenta.

Historial de comunicaciones de Facebook.

También puedes consultar los últimos correos electrónicos que te ha enviado Facebook y su contenido desde la opción Opciones Avanzadas/Ver correos electrónicos recientes de Facebook. Esto es muy útil para evitar el phising. Si recibes un email sospechoso sobre Facebook, antes de clicar en la URL que te adjunten puedes comprobar en esta sección su veracidad. Si no aparece ahí, Facebook no te lo ha enviado.

Configura el acceso de tus aplicaciones.

En este caso, nos dirigiremos a la opción de Configuración/Aplicaciones.

Allí puedes visualizar todas las aplicaciones que utilizan tu sesión de Facebook. Si no sueles utilizarlas o no quieres que tengan acceso, eliminalas de la lista pulsando sobre la opción Eliminar (aparecerá cuando pases el cursor por encima del nombre de la aplicación).

Cómo proteger mi Twitter

Para acceder a los ajustes, pulsaremos sobre nuestra imagen de perfil, que aparece en la barra superior de Twitter, y seleccionaremos la opción de Configuración y Privacidad.

Cambia la contraseña regularmente.

Para ello, clica en el apartado Contraseña.

Activa la verificación de inicio de sesión.

En este caso, iremos la sección Cuenta/Seguridad/Verificación de inicio de sesión. Aparecerá un botón al lado que deberemos pulsar para activar esta opción. Recuerda que se te enviará un código a tu teléfono móvil, que deberás escribir para finalizar la activación.

Además, una vez lo hayas activado te aparecerá un código de respaldo que deberás guardar y que puedes utilizar para verificar tu identidad en caso de que no te llegue el mensaje a tu número de móvil o no lo tengas.

Activa la verificación de restablecimiento de contraseña.

Si activas esta opción, cuando quieres restablecer tu contraseña te hará preguntas personales que sólo tú deberías saber, para evitar que otras personas puedan restablecerla por ti.

Cómo proteger mi Instagram

Como todo usuario de Instagram sabe, en la versión de ordenador puedes realizar acciones muy limitadas en esta red social, pero podemos realizar algunos ajustes desde ella. Aunque si quieres realizarlos todos, utilizar la aplicación móvil.

Cambia la contraseña regularmente.

Para ello pulsa sobre la rueda que aparece al lado del botón de “Editar Perfil”, en la página de tu perfil, y selecciona la opción de Cambiar Contraseña.

Revoca los permisos de las aplicaciones que no utilices.

Accede a tu perfil y clica sobre la opción de Editar Perfil/Aplicaciones autorizadas, o también puedes realizarlo pulsando sobre la rueda que aparece al lado del botón de “Editar Perfil” y seleccionando Aplicaciones Autorizadas. Ahí podrás consultar las aplicaciones que tienen acceso a tu perfil de Instagram. Elimina el acceso de todas las herramientas que ya no utilices.

Activa la autentificación a dos pasos.

Para activar esta opción debes hacerlo desde tu teléfono móvil.

Pulsa sobre la rueda que hay en la página de tu perfil, al lado de “Editar Perfil” y accede a Cuenta/Autentificación en dos pasos. Simplemente tendrás que pulsar para activarlo e introducir el código que te envíe Instagram a tu móvil.

Al activarla, te dará unos códigos de recuperación, que se te guardarán directamente en tu carpeta de imágenes. Si pierdes el acceso a tu número de teléfono o falla el envío del código a tu móvil, puedes utilizar estos códigos para acceder.

Cómo proteger mi LinkedIn

Para acceder a los ajustes debemos clicar sobre nuestra foto de perfil en LinkedIn, donde pone “Yo” y clicar sobre el apartado Cuenta/Ajustes y Privacidad.

Cambia la contraseña regularmente.

Puedes hacerlo desde Cuenta/Información Básica/Cambiar contraseña.

Consulta el listado de direcciones y dispositivos desde los que se han conectado a tu perfil.

Podrás verlo desde la opción Cuenta/Información Básica/Dónde has iniciado sesión. Si no tienes activada la localización en tus dispositivos, es difícil que acierten con tu ubicación, pero puedes ver datos como el navegador desde el que se ha accedido y el sistema operativo. Si hay alguna sesión abierta de un dispositivo que no utilizas o un lugar desde el que no sueles conectarte, elimínalo.

Revoca los permisos de las aplicaciones que no utilices.

En el apartado Cuenta/Socios y Servicios/Servicios permitidos puedes ver las aplicaciones que tienen permisos para acceder a tu perfil de LinkedIn. Si hay aplicaciones que ya no utilizas o que no quieres que tengan acceso, borralas.

Activa la verificación en dos pasos.

Accede a la pestaña Privacidad/Seguridad/Verificación en dos pasos e introduce tu número de teléfono para activar esta opción de seguridad. Cuando lo actives te enviarán un código numérico a tu teléfono, así que tenlo cerca para introducirlo.

Conclusiones

Como has podido observar a lo largo de este artículo, es fácil ponerle algo más difícil el acceso a nuestras cuentas de redes sociales a los hackers, por lo que no tienes excusa para no realizar todos estos cambios en cuanto tengas un momento libre.

Y si lo que te preocupa es proteger tus datos personales, aquí tienes 7 formas seguras de proteger tus datos personales en Internet de forma sencilla y rápida. 

Etiquetas:
Jessica Quero
contacto@jessicaquero.com

Community Manager, fanática del Marketing Digital y preocupada por la Seguridad en Internet. Actualmente estoy cursando el Máster en Community Management y Marketing Digital de la escuela Marketing and Web.

8 Comentarios
  • Arantxa
    21:41h, 19 enero Responder

    ¡Enhorabuena Jessica! He aprendido muchas cosas que desconocía, crees que tienes el tema de seguridad controlado y nada más lejos de la realidad. Ahora cuando mi compi informático nos mande correos sobre seguridad los leeré atentamente y no le llamaré pesado nunca más jijijiji.

    • Jessica Quero
      10:07h, 20 enero Responder

      ¡Muchas gracias Arantxa! Me alegro mucho de que hayas aprendido cosas nuevas con mi post. Pobre de tu compi informático jajaja

  • Nacho
    18:31h, 17 enero Responder

    Me parece un post muy interesante Jessica. Y de todas las opciones que comentas me quedo con la de Aviso de inicio de sesión. Realmente esta no te ayuda a evitar que entren, sino que te avisa si ya han entrado. A mí me ha pasado y te salva de muchos sustos si actúas rápido cambiando la contraseña y cerrando la sesión en todos los dispositivos.

    • Jessica Quero
      11:49h, 18 enero Responder

      ¡Muchas gracias Nacho! A mí también me gusta mucho la opción de Aviso de inicio de sesión, creo que todas las redes sociales deberían de tener esa opción. Me ha pasado un par de veces y la verdad es que me parece muy útil que se te avise por email, aunque asusta bastante…

  • Raúl Santa Cruz Calzada
    15:30h, 17 enero Responder

    ¡¡Estupendo post Jessica!!
    El activar el doble factor o autentificación de dos pasos es una de las mejores maneras de dar mayor seguridad a nuestros accedos a redes sociales, bueno y servicios en Internet que usamos. Yo incluso recomiendo Google Authenticator para ofrecer ese paso adicional en las cuentas de Google.
    También el uso de contraseñas complejas es muy recomendado y para ello softwares como RememBear nos pueden ayudar mucho.
    En seguridad todo es un equilibrio entre usabilidad/facilidad y dificultad/complejidad. Es decir, el uso de contraseñas sencillas nos dan a los usuarios la facilidad de recordar pero a la vez no ofrecen seguridad.

    • Jessica Quero
      16:12h, 17 enero Responder

      ¡Muchas gracias! No conocía la herramienta RememBear, le echo un vistazo ahora mismo.

  • Ignacio Quero
    20:16h, 15 enero Responder

    Muy interesante, nunca se insiste bastante en tomar medidas de seguridad. Sin ser paranoico, pero creo que se puede mejorar la seguridad digital solo con ser consciente de los riesgos y tomar las precauciones adecuadas.
    Un trabajo muy completo y de gran ayuda.
    Felicidades.

    • Jessica Quero
      12:02h, 16 enero Responder

      ¡Muchas gracias!
      Tienes mucha razón. Creo que somos demasiado confiados en el mundo digital y no tomamos las precauciones que deberíamos tomar, y eso, es una vulnerabilidad que otros pueden aprovechar.

Publicar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar