Reciclaje de contenidos: convierte un contenido en varios y ahorra tiempo

5/5 - (1 voto)

¿Qué piensas si te digo que no tienes por qué estar creando contenido nuevo constantemente?

A veces nos centramos solo en crear contenidos nuevos y eso puede frustrar a algunas personas, sobre todo cuando las ideas no fluyen o ya se piensa que se ha hablado de todos los temas posibles.

No es necesario que estés siempre creando contenido nuevo. Puedes usar la técnica de reciclaje de contenidos para ahorrar tiempo y convertir un contenido en varios. Te cuento como aquí: Clic para tuitear

Por eso, hoy vengo a hablarte de una técnica muy importante para tu estrategia de contenidos y que, si me sigues en redes sociales, seguro que ya conoces por lo menos de oídas: el reciclaje de contenidos.

¡Vamos a conocerla!

¿Qué es el reciclaje de contenidos?

El reciclaje de contenidos es una técnica que se basa en reciclar o reutilizar el contenido que ya has creado para transformarlo en algo nuevo.

Es decir, coges un contenido que ya tengas creado y lo conviertes en algo nuevo para darle una segunda vida y poder compartirlo en los diferentes canales que trabajes dentro de tu estrategia de contenidos.

Esta técnica te permite ahorrar mucho tiempo a la hora de crear tus calendarios de contenidos y los propios contenidos, evitando esa frustración que a veces puedes sentir por no saber qué publicar y que las ideas no fluyan.

¿Por qué deberías implementar el reciclaje de contenidos en tu estrategia de contenidos?

Si estás creando contenido seguro que ya te has dado cuenta de que esto no es tan fácil como algunas personas lo pintan.

Crear contenido, sobre todo si es bueno, requiere de tiempo.

Y, a veces, ese tiempo escasea porque hay otras cosas que hacer: atender tu negocio o el de tus clientes, tener vida personal, descansar, etc.

Esta técnica te va a permitir no tener que dejar de compartir contenidos en esos periodos en los que tienes más trabajo o menos tiempo, y también en esos en los que no fluyen las ideas y no sabes qué publicar.

Por lo que esta estrategia sobre todo te va a servir para ahorrar tiempo en la creación de contenidos y poder dedicárselo a otras cosas que sean más necesarias.

Además, puede darle una segunda vida a algunos contenidos que te interesen estratégicamente o que te hayan funcionado especialmente bien.

Ojo, es importante que, igual que no recomiendo crear siempre contenido nuevo, no crees siempre contenido reciclado. Estas dos opciones deben convivir en tu estrategia de contenidos para ser efectivas.

¿Qué tipos de reciclaje de contenidos puedes hacer?

Aquí te voy a explicar los tres tipos de reciclaje de contenidos que hay:

Reciclaje de contenido de grande a pequeño

Este tipo consiste en coger un contenido grande, como puede ser un vídeo largo o un post para el blog, y convertirlo en varios pequeños para compartir en redes sociales o en otros lugares de Internet.

Por ejemplo, si cogemos este mismo artículo de ejemplo (para que no tengas que irte a otro a ver los diferentes apartados), podríamos sacar diferentes temas para crear carruseles, vídeos cortos o imágenes tipo infografía. Y los temas podrían ser:

  • ¿Qué es el reciclaje de contenidos?
  • ¿Por qué deberías reciclar tus contenidos?
  • 2 tipos de reciclaje de contenidos que debes implementar en tu estrategia de contenidos
  • ¿Qué contenidos puedo reciclar?
  • ¿Cómo reciclar un contenido?

Si te fijas, lo único que he hecho es coger cada sección para crear un contenido nuevo más pequeño. Esto es lo más fácil y lo más cómodo, aunque hay otras opciones.

Reciclaje de contenido de viejo a nuevo

Este tipo consiste en coger un contenido que hayas publicado hace tiempo para renovarlo y compartirlo como contenido nuevo.

Aquí sé que hay gente que lo hace directamente igual, es decir, crea un contenido, por ejemplo, para redes sociales y lo publica exactamente igual que hace unos meses atrás.

A mí en este caso no me gusta mucho, porque creo que siempre puedes mejorar algo y porque puede que tus seguidores más fieles recuerden ese contenido.

Por lo que yo prefiero coger ese contenido viejo que publiqué hace meses y:

  • Cambiarle el diseño.
  • Actualizar el contenido si hay algo que ha cambiado o se ha quedado obsoleto.
  • Añadir contenido si hay algo que ha salido nuevo o ha adquirido más relevancia (o incluso en ese momento no le diste importancia y ahora sí la tiene).

De esta forma puedes tener un contenido nuevo a partir de ese contenido que ya tenías creado.

¿Cuánto tiempo puedes dejar entre un contenido viejo y uno nuevo? Pues sobre todo va a depender del canal por el que quieras compartirlo y de la frecuencia que tengas en este canal, pero te diría que por lo menos dejaras unos 3 meses entre un contenido y otro.

Reciclaje de contenido por cambio de formato

Este tipo consiste en coger un contenido y cambiarle el formato para compartirlo de nuevo.

Aquí también te recomiendo que dejes un periodo entre esos contenidos para no sonar repetitivo.

Por ejemplo, puedes:

  • Pasar un vídeo corto a imagen tipo infografía, y viceversa.
  • Pasar un carrusel a un vídeo corto, y viceversa.
  • Pasar una historia a un carrusel, y viceversa.
  • Pasar un vídeo largo a un carrusel, y viceversa.
  • Pasar un post a vídeo, y viceversa.
  • Etc.

Puedes aprovechar para añadir información o resumirla según requiera cada formato.

¿Te interesa lo que estás leyendo?

Si estás aquí es porque quieres aprender más sobre marketing digital y redes sociales, algo imprescindible hoy en día si tienes una marca o quieres trabajar tu marca personal.

Rellena este formulario para suscribirte a mi blog y recibir todas las novedades y consejos en tu correo electrónico, además de regalos que solo comparto con mi comunidad.

Responsable: Jessica Quero
Finalidad: Gestionar el envío de notificaciones sobre social media y marketing digital.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE o por entidades acogidas al acuerdo EU-US Privacy Shield, cumpliendo con los preceptos del Reglamento Europeo de Protección de Datos en materia de privacidad y seguridad.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

¿Qué contenidos reciclo?

Ahora que ya conoces las diferentes formas para implementar esta técnica en tus contenidos, toca seleccionar a qué contenidos vas a hacerle esto.

No todos los contenidos que tengas son interesantes para esta técnica.

Deberías reciclar contenidos que:

  • Te hayan funcionado especialmente bien en un canal concreto y quieras volver a compartirlo en ese mismo canal o aprovechar otros canales para compartirlo.
  • Te ayudan a mejorar el posicionamiento de tu marca con esas palabras clave en las que quieres destacar.
  • Te han ayudado a conseguir un objetivo concreto que ahora mismo no estás consiguiendo (visualizaciones, seguidores, comentarios, compartidos, ventas, etc.).
  • Estén enfocados a la venta de tu servicio, producto o infoproducto.
  • Te ayudan a mejorar tu autoridad o a generar más confianza con tus clientes potenciales.

¿Cómo reciclar un contenido paso a paso?

Reciclar un contenido es algo muy sencillo.

Te comparto los pasos a seguir:

  • Primero debes seleccionar el contenido que quieres reciclar. Recuerda que debe ser algo que te interese de forma estratégica y que te ayude a conseguir tus objetivos, si no, no tiene sentido reciclarlo.
  • Después piensa qué tipo de reciclaje sería más interesante para ese caso concreto: de grande a pequeño, de viejo a nuevo o cambiar el formato.
  • Una vez lo tengas claro, simplemente toca ponerse manos a la obra y hacer los cambios que requiera el contenido:
    • Seleccionar una parte del contenido grande para crear uno pequeño.
    • Seleccionar qué vamos a añadir o actualizar del contenido.
    • Seleccionar en qué formato es interesante crearlo.
  • Y finalmente, crear y diseñar el contenido nuevo.

Ejemplo de reciclaje de contenidos

 

Conclusiones

Como has podido ver en este artículo, esta técnica es muy interesante para tu estrategia de contenidos y para evitar esa sensación que algunas personas tienen de que crear contenidos es complicado y requiere de mucha creatividad.

Como te he comentado ya, esta técnica debes incorporarla en tu estrategia de marketing de contenidos y que conviva junto a la creación de contenidos nuevos. Si no, es complicado que obtengas buenos resultados.

¿Estabas utilizando ya esta técnica o vas a empezar ahora a utilizarla? Te leo en comentarios.

Y si quieres que te ayude con tu estrategia de contenidos, agenda tu sesión de consultoría conmigo aquí.

Si te ha gustado lo que has leído, puedes compartir el post en redes sociales:

Email
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Deja un comentario

Responsable: Jessica Quero

Finalidad: Gestión de los comentarios de las publicaciones

Legitimación: Consentimiento del interesado

Destinatarios: Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por  entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE o gestionados por entidades acogidas al acuerdo EU-US Privacy Shield.

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan