10 Errores en tu estrategia de contenidos para redes sociales

Rate this post

Muchas empresas empiezan en redes sociales publicando cualquier contenido que les parezca medianamente aceptable, pero sin tener definida una estrategia de contenidos para redes sociales.

Y esto es un grave error.

Porque por mucho que culpen al algoritmo, la realidad es que es tu estrategia la que no está gustando y, por lo tanto, tu marca no está teniendo visibilidad.

10 errores que debes evitar cometer en tu estrategia de contenidos para redes sociales Clic para tuitear

En este post te quiero compartir los 10 errores más comunes a la hora de trabajar los contenidos en redes sociales, para que evites cometerlos. ¡Vamos a conocerlos!

No tener estrategia de contenidos

Ya me habrás oído decir en muchas ocasiones que sin estrategia no hay éxito, y es así.

Si no tienes definida una estrategia de contenidos, difícilmente vas a conseguir que esos contenidos te ayuden a alcanzar tus objetivos de negocio en redes sociales.

Por eso, si aún no la tienes definida (y no, no vale con que tengas una vaga idea en mente, si no que debe estar por escrito y de forma detallada), es momento de que crees tu estrategia de contenidos.

No pensar en tu cliente potencial

En redes sociales necesitas las interacciones de tu cliente potencial o buyer persona para tener más visibilidad y para conseguir convertir seguidores en clientes.

Y eso hace que la estrategia de contenidos no sea pensar qué quieres compartir tú, sino también qué quiere ver tu cliente potencial.

Además, debes tener en cuenta que como usuarios acudimos a redes sociales a entretenernos, por lo que no te centres solo en el contenido de venta (aunque también es muy importante), sino en más tipos de contenidos que te ayuden a conectar con tus seguidores y a destacar como profesional de tu sector.

No usar distintos canales y formatos

Debes diversificar.

Una de las cosas que tiene en cuenta las redes sociales para mostrar el contenido es con qué formato sueles interactuar.

Es decir, si a mí me gustan los carruseles y suelo darles likes, dejar comentarios o compartirlos, el algoritmo me mostrará este tipo de formato. Sin embargo, si no suelo consumir vídeos, pues no me los mostrará tanto porque sabe que hay menos posibilidades de que ese contenido me guste.

Por lo que, si estás haciendo solo un formato de contenido, es probable que parte de tu audiencia, la que no consume ese formato, se esté perdiendo tus contenidos.

Lo ideal es diversificar y utilizar los diferentes formatos que podemos compartir en cada una de las redes sociales, aunque la mayoría de tu contenido sea en ese formato que mejor te funciona.

No tener calendario editorial de contenidos

Para mí no tener un calendario editorial de contenidos para redes sociales es un error muy grave, no solo porque no te puedes planificar y puede que estés compartiendo contenidos con objetivos o temáticas similares sin darte cuenta, sino porque no puedes organizarte adecuadamente.

Vas sacando cualquier cosa porque ese día toca publicar, no piensas con antelación el mejor contenido y lo creas, sino que lo haces y lo publicas.

Y está claro que mejor hecho que perfecto, puedes luego reutilizarlo para mejorarlo, pero cada vez los usuarios demandan más calidad frente a la cantidad de contenidos que hay ya, por lo que puede que un contenido no te funcione por no haberlo trabajado suficiente.

Con un calendario de contenidos puedes planificarte mensualmente para organizar bien tus contenidos, crearlos y publicarlos sin estrés. Es más, yo dedico una hora al mes a hacer este contenido para mi marca y luego, semanalmente, voy creando el contenido que necesito publicar.

No tener una frecuencia definida

La constancia es clave para conseguir resultados en redes sociales.

Las redes sociales quieren que seamos constantes a la hora de compartir contenidos porque eso les dice que estamos comprometidos con ellas.

Por eso, es importante que definas cuál va a ser tu frecuencia.

Y no, aquí no hay una frecuencia ideal genérica. Cada red social tiene una frecuencia ideal, pero la que tú escojas debe depender del tiempo que dispones para trabajar cada red social.

Porque por mucho que Instagram diga que debes publicar 3-5 reels semanales, si no te da tiempo a hacer 1, difícilmente vas a llegar a esa frecuencia (además, esta recomendación es para creadores de contenido, personas que ganan dinero directamente con ese contenido).

Tratar muchos temas diferentes

Este es un error muy común y que hace que pierdas interacciones.

Si yo comparto siempre contenidos de una temática concreta (como en mi caso, marketing en redes sociales), atraeré a personas que están interesadas en saber más sobre redes sociales.

Sin embargo, si yo publico hoy de redes sociales, mañana de moda, pasado una receta y al otro una recomendación sobre viajes, mi perfil atraerá a personas con diferentes intereses. A algunas les gustará todo lo que comparto, pero será un porcentaje mucho menos inferior que a las que le gustan cada una de las temáticas por separado.

¿El problema? Pues que no interactuarán por igual en todos tus contenidos y eso puede afectarte negativamente, haciendo que algunos de tus seguidores no vean tus contenidos.

Publicar demasiado autobombo

Está claro que, si eres una empresa o marca personal, estás en redes sociales con el objetivo de aumentar tus ventas (aunque haya otros posibles).

Pero si solo estás hablando de las maravillas de tu marca, tus productos o servicios y de lo súper bueno que eres, es muy posible que no conectes con tu audiencia y se acaben yendo a otras cuentas.

No quiero decir que no debes hablar de estos temas, pero aquí el protagonista debe ser tu cliente potencial, y la solución a sus problemas, lo que vendes.

Publicar demasiado o muy poco

Es muy común pensar que, si quieres crecer, debes publicar 1 vez al día, por lo menos… Pero esto no es así.

Publicar mucho puede ser un gran error porque puede que tus publicaciones no estén teniendo todo su alcance al haber otro contenido nuevo que llame más la atención.

Analiza bien cuánto debes publicar, haz diferentes pruebas y quédate con la opción que mejor te funcione y se adapte a tu tiempo.

No humanizar tu marca

Siento decirte que las redes sociales son sociales y vas a conseguir más mostrándote que escondiéndote detrás de fotos de stock o de tu logotipo.

Para mí, esto es como si yo fuera a tu tienda física y al entrar, me viera al dependiente escondido detrás del mostrador o con una careta con su logo. Obviamente, saldría corriendo de esa tienda y no volvería a entrar.

Pues en redes sociales es un poco igual, solo que tú no ves a la otra persona.

Puede que necesites un proceso para ir soltándote y mostrándote con naturalidad, pero te puedo asegurar que vale la pena.

Copiar contenidos de otras marcas

Este es uno de los errores más comunes y que hace que muchas veces entremos en una red social y estemos viendo el mismo contenido con diferentes caras y voces uno tras otro… Sobre todo, si es tendencia…

Puedes inspirarte en otras marcas, por supuesto, pero siempre debes compartir tu propio contenido compartiendo tus valores, tu personalidad y tu experiencia. Eso es lo que va a hacerte único y que fomentará que la gente te siga de verdad.

Además, ten en cuenta que cuando un usuario está interesado en un tema no sigue solo a una marca, sino a varias. Y si identifica que has copiado, has perdido completamente su confianza.

Conclusiones

Si quieres tener posibilidades en las redes sociales y trabajarlas adecuadamente, debes tener una buena estrategia de contenidos.

Porque con la competencia que hay ahora mismo compartiendo contenidos, o das lo mejor de ti mismo o seguramente acabes sin visibilidad.

¿Estabas cometiendo alguno de estos errores en tus redes sociales? Te leo en comentarios.

Y ya sabes que, si necesitas ayuda con tu estrategia de contenidos, puedes contratar mi consultoría en redes sociales para que durante una hora la revisemos y mejoremos.

Si te ha gustado lo que has leído, puedes compartir el post en redes sociales:

Email
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Deja un comentario

Responsable: Jessica Quero

Finalidad: Gestión de los comentarios de las publicaciones

Legitimación: Consentimiento del interesado

Destinatarios: Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por  entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE o gestionados por entidades acogidas al acuerdo EU-US Privacy Shield.

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Si no facilitas los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan